La unión hace la fuerza, fusión de despachos

shutterstock_277299044Este artículo fue publicado en el Blog de Abogacía para leerlo completo haz click aquí

“La cultura corporativa, y no los motivos económicos, suele ser el mayor problema en cualquier integración, pero más en un sector como el legal, en el que los estilos de liderazgo son tan personalistas”.  Sergio Saiz

Las firmas se enfrentan a un serio desafío en un mercado en el que se tiende a la globalización y a la especialización, y en el que los clientes necesitan resolver problemas cada vez más complejos que abarcan desde el cumplimiento normativo hasta la ciberseguridad entre otros.

Es por ello por lo que ser competitivos implica una buena gestión del cambio y contar con equipos multidisciplinares para poder satisfacer a un público cada vez más exigente.

Dar un paso más allá en la colaboración entre compañeros se ha convertido en una tendencia en el mercado, potenciado en parte por la crisis para poder compartir gastos, conseguir más ingresos y competir en el mercado de forma eficiente, ya que la unión de fuerzas permite alcanzar objetivos que, por sí solos, los abogados no podrían conseguir. La fusión de despachos se trata, por tanto, de un fenómeno que busca la posibilidad de prestar un trabajo más transversal y un asesoramiento integral de una forma eficiente y competitiva. Por ello para las pequeñas y medianas firmas la fusión es una oportunidad para entrar a competir.

Igualmente, la concentración de firmas en el sector es el origen de los grandes despachos que nacieron de las fusiones o uniones de diferentes abogados, consolidando así su posición. Así, por ejemplo, Garrigues se funda en 1941 y es fruto de la unión de los despachos que, separadamente, dirigían los hermanos Joaquín y Antonio Garrigues Díaz-Cañabate. Otro ejemplo sería la fusión entre Cuatrecasas con Gonçalves Pereira, entre otros muchos.

Pero antes de realizar una fusión es importante plantearse temas como qué esperamos lograr con ello, la compatibilidad con nuestro plan estratégico – si no lo tienes ¿cómo vas a convencer a tus posibles futuros socios? -, si tenemos candidatos en mente, con qué recursos humanos y financieros se cuenta, por qué quiere hacerse… ya que el motivo no debe ser el agarrarse a ello como si de una tabla de salvación fuera o para evitar problemas internos de la firma. Mi consejo es que te preguntes lo primero cuáles son las expectativas y objetivos que tienes y qué es lo que quieres de un futuro socio. Un ejemplo podría ser contar con alguien con habilidades de gestión y liderazgo que aporten una visión empresarial a la firma.

¿Por qué fusionarse?

Existen diversas razones y ventajas, entre ellas:

  • Búsqueda del aumento de la capacidad del despacho respecto al volumen de clientes (cuota de mercado), segmentos de mercado alcanzados, especialidades (obteniendo conocimientos adicionales) y servicios, etc. Así se crean nuevas oportunidades de venta cruzada, desarrollo de nuevo negocio y economías de escala.
  • Mejorar la posición y reputación en el mercado y tratando de ser más competitivos creando una firma más fuerte: con una mayor presencia geográfica y/o experiencia trasnacional para generar nuevos contactos, atraer nuevos clientes o satisfacer sus crecientes necesidades globales.
  • Mejorar las posibilidades de innovación y eficiencia en la prestación del servicio al cliente a través de una mayor capacidad económica y humana.
  • Todo esto, sin descartar el componente puramente humano ante la soledad en el trabajo del día a día y el sentimiento de pertenencia a un equipo.

Fases para una fusión con éxito

fusion-despachos-marketingnizeEste artículo fue publicado en el Blog de Abogacía para leerlo completo haz click aquí

 

Recent Posts

Leave a Comment