El Plan de Marketing Jurídico: ¿Irías a un juicio sin saber cuales son las fortalezas y oportunidades que pueden ayudar a ganar un proceso?

Resulta cuanto menos curioso el valor que muchas veces se da a los planes empresariales, incluyendo el plan de marketing, dentro de las organizaciones. No es diferente el caso del sector jurídico. “El papel todo lo aguanta” es una de las frases que estamos acostumbrados a escuchar los que nos dedicamos a la implantación del Plan de Marketing Jurídico, cuando se quiere desacreditar la validez de tener este manual escrito dentro de la organización. Si bien es cierto que basar una justificación a través del ejemplo nos puede llevar a los mismos errores que se puedan haber cometido en el pasado, es destacable que, en el marco jurídico especialmente, todo está regulado por documentos que establecen una hoja de ruta: La Constitución Española, el Derecho Mercantil.. etc. ¿Se merece menor atención la gestión empresarial de un despacho que la gestión puramente jurídica?.

El desarrollo y escritura del Plan de Marketing jurídico no debe de verse como un documento aislado, no es el elemento decorativo de una estantería: es un proceso y una actitud que define el camino hacia la mejora continua, una declaración de intenciones a la que recurrir en cualquier momento, especialmente en aquellos en los que nos encontremos más perdidos. Igualmente, el Plan de Marketing Jurídico no es un documento que escribe una persona aislada dentro de un despacho, debe de involucrarse a toda la organización. Porque no nos engañemos, cuando no involucramos a toda la organización lo que tenemos es puro miedo a perder el control y poder, a compartir información de la que somos carceleros, etc.

La primera parte de un Plan de Marketing Jurídico es la auditoría de marketing. Esto es una análisis profundo de la organización. Al igual que si de un proceso jurídico se tratara, recopilaremos la información necesaria sobre el entorno externo e interno del despacho que nos permita establecer una estrategia dentro del mercado. Este es un proceso peligroso: puede levantar ampollas y verse como un proceso tedioso sin resultados, pero es que ¿acaso no son así ciertos procesos judiciales en los que se generan toneladas de escritos?. Es como si un cliente pidiera que su caso se resolviera antes de estudiarlo y presentarlo a juicio. Y para aquellos “que llevan toda la vida haciéndolo igual” o “que lo tienen todo en la cabeza”, que no sufran, por hacerlo igual durante un mes más, mientras se resuelve el análisis, no va a pasar nada; por el contrario, la calidad del análisis sí va a generar una gran diferencia.

De entre los lectores de este artículo, ¿cuántos va a un juicio sin saber cuales son las fortalezas y oportunidades que pueden ayudar a ganar un proceso o las amenazas y debilidades que pueden llevar a su pérdida?. Personalmente, cambiaría de abogado automáticamente si este no me presentara los argumentos en los que se basa mi supuesta defensa. En marketing esto se llama DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades).

Al igual que en nuestra vida nos guiamos por creencias, religiones, etc., el Plan de Marketing Jurídico es una respuesta al “quién somos”, “a dónde vamos”, “de dónde venimos” empresarial (¿no es un despacho una entidad con personalidad propia?). Lo más seguro es que, si la misión y valores de nuestro despacho (quienes somos) no se especifican en objetivos concretos (a dónde vamos), teniendo en cuenta un análisis profundo (de dónde venimos), nos perdamos por el camino. Es como ir a un supermercado sin la lista de la compra, acabamos dando vueltas por los pasillos y comprando patatas fritas cuando lo que queremos es ponernos a dieta.

En próximas entradas hablaremos sobre los otros dos componentes que componen el Plan de Marketing Jurídico: La planificación y la medición y control.

Recommended Posts
Showing 2 comments
  • Laura Molla
    Responder

    Enhorabuena !este artículo me ha gustado especialmente!

  • marketingnize
    Responder

    Gracias Laura un honor que con tu experiencia en gestión y planificación así lo consideres!

Leave a Comment