Abogado 3.0 y Estratega

liderazgo-online-abogados.

No se trata de decir “esto va a pasar”, sino “esto es lo que vamos a hacer”

En la actualidad toda empresa u organización, cualquiera que sea su naturaleza, basa su gestión y funcionamiento sobre una base que se considera fundamental: la estrategia.

La estrategia en un despacho, su planificación y su puesta en acción ha ido cambiando a medida que lo ha hecho el entorno y las necesidades de nuestros clientes. De ahí que dicho concepto haya ido evolucionando y desarrollándose a medida que ha ido aumentando la complejidad del entorno y las formas de competir.

La formulación de una estrategia, nos ayuda a se definen los objetivos que pretendemos alcanzar. Para ello partimos del análisis de nuestra despacho, así como del sector juridico para ser competitivos en el mercado actual buscando cumplir los objetivos de:

Ofrecer un servicio o producto útil a la sociedad.
• Generar valor económico.
• Sobre vivir en el tiempo.

Por tanto la estrategia nos sirve como medio para establecer los propósitos de nuestro despacho, en términos de objetivos a largo plazo, nuestros programas de acción, las responsabilidades y obligaciones de cada persona y nuestras prioridades de asignación de recursos. El no definir una estrategia o no tenerla significa tener una mala estrategia.

El conocer nuestra competencia en el sector, nos facilita determinar una ventaja sostenible a largo plazo, mediante la adecuada respuesta a las oportunidades y amenazas del entorno, y las fortalezas y debilidades de nuestro despacho.

Una buena estrategia nos ayudará a definir los recursos necesarios tangibles o intangibles necesarios para ser competitivos y a elaborar un patrón de decisiones coherente con los valores de nuestro despacho, integrando las perspectivas corporativas, de negocio y funcionales.

A día de hoy es fundamental la dirección estratégica de nuestro despacho y la anticipación para adaptarnos aun entorno inestable. El hecho de competir en entornos cada vez más cambiantes y agresivos, hace preciso contar entre con que aquellos que dirijan la estrategia de nuestro despacho tengan actitudes y habilidades que permitan detectar rápidamente los cambios del entorno y dar respuestas rápidas y flexibles a los retos de los cambios, porque de no ser así, podemos quedarnos fuera del mercado y por tanto llegar a desaparecer.

En la dirección de tu despacho, concebir ideas de futuro es importante, pero el realizarlas es fundamental, por lo que decisión y acción deben estar íntimamente unidas.

Recommended Posts

Leave a Comment